jueves, 11 de diciembre de 2014

Silvio Rodríguez - La canción más hermosa



Una mujer con sombrero,
como un cuadro del viejo Chagall,
corrompiéndose al centro del miedo,
 yo, que no soy bueno, me puse a llorar.
Pero entonces lloraba por mí,
y ahora lloro por verla morir.


       Alguna vez habló Silvio de la génesis de esta canción, fue la entrega al amor y al olvido de una mujer que yacía en un cuadro de Chagall la que le hizo que soltara las riendas de su imaginación. Escrita en 1970 no sería publicada hasta 1978, nos muestra la lírica y profunda inspiración de los primeros años del poeta, imposible no pensar que aquellos versos no tuvieran un nombre y otros cabellos, que a través de aquella mujer enigmática no respirara otra, las caricias que lloran por los momentos perdidos, las heridas eternas del amor.    

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Debo tener en cuenta lo que me dijiste algún día y no escuchar tu silencio de ahora.