viernes, 10 de febrero de 2012

Luces de la ciudad

( A Charles Chaplin)











Cuando camina el sol hacia su ocaso
y en el aire queda un frescor ideal
la luz desaparece por el horizonte
lentamente.

Lentamente mis manos se van abriendo
en un duro trabajo nocturno
por una causa que no merece la pena ,
que no  merece la pena.

Lentamente se gastan mis zapatos
y mis bolsillos se llenan de agujeros,
lentamente se viste de silencio
este lugar vacío donde dibujo
la bella frialdad de los senderos.

Lentamente los violinistas vuelven al tejado,
Mientras yo te busco y amanece
Lentamente.

Lentamente desnudo me he quedado,
Olvidaba que aún conservo el sombrero y el bastón,
Mientras lucha mi voz por tenerte y alcanzarte,
Lentamente estoy perdiendo tu amor.

                                                                                                       (Octubre 1978)