lunes, 15 de diciembre de 2014

Y voy avanzando.




Y voy avanzando en la calle que me hiere,
como un funámbulo sin red que teme las alturas,
como un niño travieso, sin tino y tropezado
que no fue al colegio,
buscando la caricia del sol en primavera,
y ha sido sorprendido, y entrega su pecado.

En la línea estrecha e insalvable
que de ti me separa,
y de mí me defiende,
avanzando sin saber si estos versos que sufren
encontrarán cabida
en el libro de texto de alguna colegiala
que viva en el amor de un nombre ingrato,
de una fecha que no será guardada,
de una mirada vencida por el tiempo,
de los besos de luz que quedaron en el aire.

(Balada de Bruce Banner- 2011)

2 comentarios:

  1. He elegido esa Balada entre lo mucho que estás publicando estos días, porque me afecta especialmente. ¿Acaso no "vamos avanzando como funámbulo sin red que teme las alturas"? Este comienzo me ha parecido muy actual.
    La incertidumbre que recorre estos versos la siento como propia.

    Gracias, Enrique.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Encuentro hoy este comentario tuyo, Fanny, y me apresuro a contestártelo, quise reflejar un desasosiego que siento, un miedo al vacío, así lo veo yo y así te llega. Contar con tus palabras me produce una enorme satisfacción, nunca me faltan, no importa que la cita no se concrete o que los versos busquen el ritmo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Debo tener en cuenta lo que me dijiste algún día y no escuchar tu silencio de ahora.