lunes, 29 de diciembre de 2014

Quinto Poema de la Primera Duda



Recuerdo con misterio el comienzo de un poema,

las palabras se buscaban, aparecían y abrigaban

el cesto de mi inocencia, la carne de mis dudas.



Alejado, en esta ciudad que nunca

tuvo en estima a los poetas, siempre desconcertado

quise abrir un camino que, de alguna forma,

me acercara

a la imagen de niña que perdiste.



Ahora pasan las horas y busco un qué sé yo

que me acongoja,

consulto en la Red para saber que piensan,

que escriben los poetas en mi país ahora,

y no puedo entenderlo,

apenas hay lugares que hablen de caminos,

música que nos reclame,

nombres que nos acerquen, ideas que nos encuentren

cuando lleguen los días de la verdad que vibra,

cuando, descabalgados, montemos en la muerte.

2 comentarios:

  1. Ante todo me parece un poema muy bueno y sugerente que refleja la soledad del poeta que no encuentra su sitio en este
    tiempo. La incomunicación en el tiempo
    de las comunicaciones, con poetas que
    sólo se miran a sí mismos buscando el
    aplauso con incomprensibles metáforas.
    Me ha gustado mucho la profundidad de
    tu mensaje y más aún la poética forma de
    expresarlo.

    ResponderEliminar
  2. Hay poemas de los que me cuesta trabajo hablar, quizás me falte un poco de convencimiento, esos días estaba empeñado en publicar el mayor número de entradas que pudiera buscando comunicación, intentando que el blog tuviera muchas visitas, que pudiera escribir sobre los temas más variados.

    No comparto contigo tu opinión sobre el poema, pero ¿sabes? Te la agradezco más si cabe, es halagador que alguien como tú pueda comentar un poema surgido en un momento no muy bueno de inspiración, quizás porque apuntaba hacia ella. He ido agotando mi repertorio en ese afán por revitalizar este espacio, he claudicado ante algunos poemas que nunca hubiera publicado, he intentado hablar de mi pasión por la música o dar mi opinión de la situación política como hombre de la calle, y aquí me veo, sin saber valorar el legado tan hermoso que me habéis dejado algunas personas.

    ResponderEliminar

Debo tener en cuenta lo que me dijiste algún día y no escuchar tu silencio de ahora.