domingo, 12 de marzo de 2017

I am a rock - La respuesta a la soledad entre las multitudes de un genio y su compañero.

      

¿Cuántos autores pueden con 25 años afirmar que han forjado un cuerpo de doctrina? No parece posible, sin embargo, Paul Simon ya hizo méritos por entonces y forjó una serie de canciones que parecían encumbrarle como el poeta del desencanto. Puesto a rebuscar en ellas le doy un lugar de honor a esta canción de una acusada desconfianza en los mitos recurrentes en las relaciones humanas. Aunque parezca mentira, habiendo canciones desalmadas, sórdidas y sin ninguna esperanza como A most peculiar man (Un hombre muy extraño o raro), considero a ésta como la canción más descorazonada y descarnada de su época.  





No habléis de amor,
ya conozco esta palabra,
está dormida en mi memoria 
y no quiero despertar el sueño 
de los sentimientos que han muerto.
...   ...  ...
No tengo necesidad de amistad,
la amista causa dolor.
(Traductor desconocido)  

               And a rock feels no pain / and an island never cries. Versos de Paul Simon (I am a rock - 1965 - Soy una roca) Una de las canciones que más me impactó en la adolescencia, con ella comprendí que un poema puede tener un mensaje sumamente comprometido y alejado de lo aceptado mayoritariamente e incluso, como en su caso, negativo y ser un gran poema. Supongo que el gran Paul Simon, muy joven entonces, debía estar influenciado por la poesía de la Experiencia norteamericana y la brillantez iconoclasta y autodestructiva de Anne Sexton y Sylvia Plath y ser un gran poema. Se puede traducir también  por "Una roca no siente dolor / y una isla nunca llora".   


27 de diciembre de 2014  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Debo tener en cuenta lo que me dijiste algún día y no escuchar tu silencio de ahora.