lunes, 27 de marzo de 2017

Soneto a la Bahía Sur



No he conocido nunca otra bahía
ni otros montes de tierra gris y dura
solo el candor de tu mirada ardía
en la hora del dolor callada, oscura.
                                                     
No conocí más miel ni aparecía
en las horas preñadas de amargura
que en tu rostro mostraba la porfía
               y en el mío lloraba la locura.            
                                                            
Mas recuerdo la niña que prendía
en su falda las flores del anclaje 
que a mis aguas su orgullo detenía.
                                                 
Como tú, esa niña sonreía
como tú, esa niña era el paisaje 
y como tú se muere en la bahía.

(Verano de 1977)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Debo tener en cuenta lo que me dijiste algún día y no escuchar tu silencio de ahora.