domingo, 5 de marzo de 2017

A la muerte de un poeta (5)



Alas, poor Yorick! I knew him, Horatio, a fellow of infinite jest, of most excellent fancy.
                                                  (William Shakespeare - Hamlet)

!Ay, pobre Yorick¡ Yo le conocí, Horacio, era un tipo de una gracia infinita y una imaginación prodigiosa.





Una nueva palabra y te llenas de vida,
y cantas al amor, ¡oh, dios de la tristeza!,
avanzas entre chanzas por sendas tenebrosas,
y abrazas la amistad, te ríes de los formales.

Pero ya no eres tú quien se acerca a la escena,
conversa con los trajes que tuvieron un nombre,
no eres tú quien celebra de la noche el reinado,
cuando Nada desvela y aparece Dionisos.

No tendrás otras fiestas para apurar las horas,
otro momento intenso para hablar del destino.
Llega el telón de fondo, el show ha terminado,
se recoge el atrezo, se apagan las linternas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Debo tener en cuenta lo que me dijiste algún día y no escuchar tu silencio de ahora.