martes, 10 de enero de 2017

Queen - The show must go on.



Las chanzas se apagaron como viejos vestidos,
lo que fuera brillante
se convirtió en derrota,
armarios retraídos que no tienen deseo
y que guardan portadas de revistas sin fecha.

(Las flores y los prados)

      Brian May vio la oscuridad implacable de la muerte en los ojos cansados de su compañero de fatigas, lo fútil de la gloria cuando se asiste en soledad a unos últimos pasos que se dan sin saber si la tristeza y la amargura forman parte también del espectáculo y la alegría de la vida cuando no quedan ganas de reír porque el maquillaje se ha agrietado mientras el payaso profundo escribe versos en una esquina, cuando no distingues entre una reina o un bufón si ambos tenían el triunfo en la mano pero perdieron la partida entre la realidad que acecha con su perfil descarnado y la más patética pantomima. Ahora mi corazón está roto pero debo seguir porque el show debe continuar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Debo tener en cuenta lo que me dijiste algún día y no escuchar tu silencio de ahora.