jueves, 12 de enero de 2017

Elle, tu l'aimes

Alba hermosa
dime de dónde vienes
ya sé que amas a otra
y a mí ya no me quieres.

(Anónimo)



       Quedan lejos los días en que aprendía francés, era la amistad sincera con Fernando y Yamal, la empatía de otros compañeros que vislumbraban que por el camino que llevaba nunca aprendería francés. Tuve la suerte de tener una buena profesora a pesar de ser un buen mal alumno. Lo que más me gustaba era cuando nos ponía canciones, hay algunas que las recordaré siempre, así de repente destacaría dos; la delicada evocación del amor romántico de "Elle écoute pousser les fleurs" (Ella escucha crecer las flores) de Francis Cabrel (desaconsejo la versión en castellano) y ésta de Hélène Ségara en la que sigue la tradición turbadora de la doncella abandonada. Desconozco si ella preparó esta versión o se la prepararon, moderniza y dota de fuerza el fado cantando por Amalia Rodrigues "Canción del mar" del que solo toma la música.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Debo tener en cuenta lo que me dijiste algún día y no escuchar tu silencio de ahora.