sábado, 28 de enero de 2017

Francis Cabrel - L'encre de tes yeux.



Tu viendras longtemps marcher dans mes rêves,
tu viendras toujours du côté

où le soleil se lève.



Ahora andarás perdida entre mis sueños
y asomarás por donde asoma
el blanco sol de enero.
(Traducción de la versión española)


        Francis Cabrel apenas coincidió con los monstruos sagrados de "La Chanson" y se parecía muy poco a ellos, su Provenza le proporcionó una inspiración a la que siempre ha sido fiel. En vez de pretender ser un chansonnier al uso y adaptarse a la bohemia urbana se enfundó la aureola de trovador de siempre y durante los primeros momentos de su carrera disfrutó de un éxito inesperado con deliciosas baladas de amor que aún suenan en nuestro oído.

     Ahora que lo nuestro terminó, qué loca tú, qué loco yo, qué tristes al final.  Soñamos con Venecia y la libertad´, con la escapada de Alfred de Musset y George Sand en la mente. ¿Puede haber un delirio de amor más romántico?

    Sencillo y discreto, no se ha distinguido por una copiosa producción pero ha mantenido el corazón de sus fieles a los que les entregó el corazón de un hombre comprometido con los grandes problemas de nuestro tiempo, desde su rincón supo desgranar y ofrecer su opinión sobre asuntos que nos inquietan a todos.

       


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Debo tener en cuenta lo que me dijiste algún día y no escuchar tu silencio de ahora.