miércoles, 7 de enero de 2015

Quizás nunca supiste si lloraste mi amor (recitado por Alberto Madariaga)







Quizás nunca supiste si lloraste mi amor,
si el alba de dolor en sombras derramada
engullía la noche de los embarcaderos,
perseguía al héroe o aclamaba al monstruo.

Pero déjame pensar en ti como no eras
para que pueda amarte en este desvarío,
y sentir esta herida que recorre tu pecho,
¡Qué primavera cruel para mis labios!
¡Qué amargo sentimiento
de palabra acosada
ahora que te veo y ya no puedo hablarte,
ahora que no te tengo en mis brazos de dudas
y la muerte acaricia mi silencio de espera
por no haber despertado del último suspiro!

Llorabas por aquel que vivía con mi ropa,
que bajaba a la playa desde otro horizonte
y no encontraba el mar azul para mecerte.

El amor y el silencio eran la misma rima,
sombras de corazón en tu almohada
donde yace la niña sin recuerdo que fuiste.

6 comentarios:

  1. Celebro poder felicitarte aquí, en tu casa, por la estupenda manera de escribir. Salud.

    Julio G. Alonso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ! Qué sorpresa más agradable, Julio ¡ Quizás dices bien cuando nombras este lugar como mi casa, si es así, te agradezco que pases por ella y dejes ese toque de distinción que te identifica.

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. ¿También este es de tus poemas de juventud? Es muy bonito, de intensos sentimientos.
    Cuando alguien ya no está,"pensarlo como no fue" es una necesidad de seguir amándolo. O acaso es, que se ama más y mejor en la distancia.

    Sabes que me declaro admiradora de tus poemas. ¿Están publicados en algún libro?

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, Fanny, el poema es de 1998, aunque le di la forma definitiva hace unos dos años, quedé muy satisfecho. No tengo publicado poema alguno. Es posible que se haya publicado una traducción mía de Saint Exupéry. Cuando me llegue podré remitírtela si lo deseas..

      Gracias por esta dedicación que me muestras.

      Eliminar
  3. Tus letras coronan los ojos de quién te lee.

    Un abrazo, enorme poeta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre es importante, Soledad, que un poema llegue a una sensibilidad como la tuya.

      Muchas gracias.

      Eliminar

Debo tener en cuenta lo que me dijiste algún día y no escuchar tu silencio de ahora.