sábado, 29 de octubre de 2016

Apoyado en la verja

Apoyado en la verja, cerca de la ventana,
el mar cubre mi rostro con su verde lejano
y pasea tu nombre de recuerdo violeta,
frágil como la flor abierta en la mañana.

Ha pasado el amor por árboles y puertas,
por este corazón que no supo tenerte,
y me alejo de aquello que apareció en mi vida
como una herida abierta sedienta de canciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Debo tener en cuenta lo que me dijiste algún día y no escuchar tu silencio de ahora.