jueves, 27 de octubre de 2016

En la soledad del amor y de la muerte 1


I tell you what you want to ear
it depends on that I've been drinkin'.

(Amy Winehouse – What it is)

Te diré lo que quieras escuchar,
dependerá de lo que haya bebido.






Es solo un sentimiento que penetra en la noche
donde encuentras un hueco
para tu corazón
inseguro y ardiente, perdido y desolado.

Es tan solo un espejo que no quiere mirarte,
una imagen sin rima, una luz que se apaga,
es tan solo el destino que espera en las cortinas
y atraviesa la calle de una ninfa innortada 2,
y mientras en el aire
se expande el humo espeso de una acerba tristeza,
de unos versos sentidos que llegan y se pierden
en la voz del poeta que sufre los delirios
densos de la deriva que duele y arrincona,
y en una tenue alcoba escribe para nadie.

La marea vendrá a llevarse los restos
del último jarrón que adorne tu mesita,
los fragmentos revueltos de un escritorio amargo,
el temible naufragio del licor en tus venas.

Es la muerte tan triste, se siente tanto miedo
que no puedes gritar, articular palabra,
escribir un deseo, pensar en el amor,
desterrar el sudario que te inunda en las sombras. 



1.- Dylan Thomas. 2.- Localismo ceutí por desorientada. 


(19 de enero de 2016)

6 comentarios:

  1. No sé si fue Mark Strand quien dijo que "la poesía no invita a la réplica". De modo que he llegado a la certeza de que es cierto, que lo más digno que puede hacerse tras la lectura de un poema es guardar silencio, que esa es la manera más profunda de agradecimiento o quizás de crecimiento personal. Naturalmente, es solo una impresión mía que o tiene por qué ser compartida por nadie. Así que me acerco a este poema tuyo, con la pena de no poder escuchar la canción de Amy (estoy en el trabajo), pero con la alegría de reencontrarme con tus letras, además de aprovechar la ocasión para renovar el contacto y desearte un feliz año nuevo 2016 fructífero en materia literaria y en general en la vida. Un abrazo y hasta pronto, Enrique.

    ResponderEliminar
  2. Me alegra mucho poder hablar contigo, de verdad, eres una persona con la que se aprende mucho. Sigo en el blog por inercia, cuando miro las visitas me acuerdo de la Cumparsita. Merece la pena porque me sirve como archivo y, más que eso, por recibir visitas como la tuya. Sobre lo que me dices no llego a decantarme del todo por lo que afirmaba Strand, aunque pienso, por la dificultad que tengo para escribir un solo comentario, que sería para mí la justificación idónea para no hacerlo. He escuchado repetidas veces casi todas las canciones de Amy Winehouse y estoy convencido de que es la cantante más importante de esta época. Si tuviera que elegir una sola canción de ella me quedaría con What it is, trata los problemas de una manera franca, está cantada muy bien y está llena de emoción..

    Un abrazo, Esteban, me ha hecho mucha ilusión esta visita tuya.

    ResponderEliminar
  3. Lo primero que me dijo un amigo mío sobre Amy fué "que pena porque se está autodestruyendo". Un tiempo después escuché su Back to Black y también me dió tristeza, otra vez se repetía la muerte de los ángeles Joplin. Queda su voz para siempre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He visto documentales sobre Amy y su rebeldía no parece que podamos justificarla por el ambiente familiar, de hecho tuvo una buena relación con su padre; su futura carrera la cimentó de muy niña cantando las canciones que él le ponía con bastante cariño. ¿Por qué se da con cierta frecuencia las ansias de autodestrucción en los artistas?

      Eliminar
  4. Esa es la pregunta que siempre me he planteado. ¿Por qué? Será el mito de "deja un bonito cadáver" buscando así ser leyenda, será el dolor por no encontrar la canción que nunca les acaba de satisfacer, será que al entrar el veneno sus cerebros lo creían una rosa como le gustaba decir a Panero, será la infancia (aunque no es en este caso por lo que has comentado), será por no soportar el peso de la fama....¿Cómo pudimos perder en tan poco tiempo a Janis, Hendrix y Jim Morrison? Y muchos más, tantos. Será una enfermedad de la que el artista, poeta, cantante, pintor, escritor....debe prevenir y vigilar constantemente, no tengo respuestas. Supongo que tu pregunta tampoco las ha encontrado nunca. No se.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque su familia era de clase media y no se respiraba ningún mal ambiente en ella, Amy era una niña con talento y decididamente rebelde. No dejaría de serlo nunca, cada paso que daba estaba encaminado a escapar de algo que, quizás, no sabía de qué se trataba, empezó a llevar la vida al límite y no quería parar, así lo manifestaba en su canción "Rehab", sus adicciones estaban en la mente. Creo que ni se plantearía entrar en la leyenda de una forma tan trágica, quería vivir pero no quería prescindir de todo aquello que la estaba matando a un ritmo acelerado.

      Eliminar

Debo tener en cuenta lo que me dijiste algún día y no escuchar tu silencio de ahora.