miércoles, 22 de julio de 2015

Ya escucho aquellos versos




Ya escucho aquellos versos como si fueras otra,
como si hubieras ido
a traspasar las dudas de los mitos de piedra.

Pero yo estoy aquí, en el árbol, la fuente,
en tus ansias de sol, en flores que no hablan,
en estrofas que anidan alma de soledad
sin buscar un poema que destrone los llantos,
sin encontrar el ritmo, sin ver una palabra.

Ya escucho tu sonrisa en el mar que se aleja
y busco en otra playa de tu arena la orilla,
vivo como un olvido flotando entre las aguas
que se alejan de ti, sin poder detenerte.

7 comentarios:

  1. En el desamor también brilla tu poesía Enrique.Ese alejamiento inevitable le da al poema un brillo triste que lo hace más hermoso si cabe.Este es un terreno en el que yo me muevo mucho,aunque no siempre acierte.

    Que tengas un buen jueves.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que es un terreno en el que has conseguido, desde mi punto de vista, tus más grandes aportaciones, Joaquín, siempre llenas de candidez y calor las sensaciones que han podido dejarte un amor lejano o perdido, quizás sea por ello que valoro mucho tus palabras hacia este poema que surgió de la insistencia sobre un mismo tema. Sí, verdaderamente me han impresionado tus poemas bañados en una nostalgia que nunca cae en el sentimentalismo inocuo, hieren a pesar de la ternura, vibran en la belleza, destacan en la maraña de palabras que luchan por transmitir lo que tú consigues.

      Un abrazo.

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Impresionante... Me ha encantado, estimado amigo, Francisco. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Begoña, es muy agradable que pueda contar con tu presencia en este lugar que yo hubiera querido que fuera al que más hubiera tenido que recurrir.

      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Enrique, andaba ya con necesidad de volver a leerte, después de terminar hace ya un tiempo la lectura de tu magnífico Poema de la Duda, y veo que me he perdido mucho en este tiempo. Me alegra mucho verte tan activo y prolífico, que sigas compartiendo tu talento como poeta para que otros nos podamos acercar, disfrutar y aprender de unos versos que siguen en forma, que siguen creciendo.

    Respecto a estos en concreto, te confieso que he leído el primero y me he quedado clavado en él, es en sí un gran poema...

    Ya escucho aquellos versos como si fueras otra

    ... espectacular, precioso, sugerente.

    A pesar de que esta entrada pone el listón muy alto, lo cierto es que todo el poema me parece magnífico, Enrique... un gran poema de amor, un amor que se resigna pero no se doblega ante el destino...

    vivo como un olvido flotando entre las aguas
    que se alejan de ti....

    otro verso inmenso y que no podía dejar de destacar. Enhorabuena amigo y muchas gracias de corazón por compartir.

    Un abrazo.




    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una alegría, Toño, volver a saber de ti, es cierto que se te echa de menos, que guardo hasta donde me es posible la ternura de aquello que me has ido diciendo. No puedo quedar más satisfecho con lo que me dices esta vez, ni quiero pensar que sea que todo sea el resultado de tu alma generosa. Estos comentarios hacen que merezca la pena insistir sobre lo mismo. Me alegro mucho de que hayas vuelto, los espacios se hacen más amables con tu presencia.

      Un abrazo.

      Eliminar

Debo tener en cuenta lo que me dijiste algún día y no escuchar tu silencio de ahora.