viernes, 7 de julio de 2017

Los Brincos - Mejor

Recuerdo, Joaquín, el sitio y el momento que entré en contacto con Cecilia, la canción era nada de nada, entonces no sabía lo que era el nihilismo ni en cuál de sus vertientes podía situar su estremecedor mensaje.
Sabía tanto de Raphael que, hubo unos años que nadie pudo hacerle sombra, habiendo estado años sin escucharlo, me conocía la letra de todas sus canciones de finales de los 60 en el único concierto de él al que he podido asistir.


En tanto a la música abierta a la invasión británica, prefería a los Bravos antes que a los Brincos porque mi tío, me llevaba pocos años, tenía pasión por ellos y los ponía sin cesar en el pickup.



Ahora reconozco que los Brincos son más perdurables, canciones como "Mejor", "Lola" o "Con un sorbito de champán" han resistido al juez implacable del tiempo.
Sabía quiénes eran los Beatles pero, por razones imprecisas que no llego a pensar ni a comprender, no empecé a escucharlos hasta el año 1974. Un documental de media hora en televisión y el Abbey Road fueron suficientes para que yo pensara que había encontrado lo que llevaba años buscando. Es, sin duda, el grupo que más me gusta, el que más me ha influido y del que aparecen más referencias en mis escritos.

9 de marzo de 2017


2 comentarios:

  1. No conocía a los Brincos, los Beatles siempre serán de lo mejor, igual que Pink Floyd y Joaquín... ah Joaquín... qué letras y qué expresividad.
    Un abrazo, Francisco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Algunos hablaban despectivamente de Los Brincos porque decían que eran un sucedáneo de los chicos de Liverpool, en mi país solemos decir muchas tonterías. Yo escribí un poema, cuando aún creía en el Sáhara que los Beatles! eran la arena de mi desierto. A Joaquín lo he conocido demasiado tarde, es lo que puede haber de gratificante en un dolor de muelas. Gracias, un abrazo.

      escrbíl

      Eliminar

Debo tener en cuenta lo que me dijiste algún día y no escuchar tu silencio de ahora.