sábado, 8 de julio de 2017

Georges Brassens - Paco Ibáñez . Saturno



El poeta suele mentir como Saturno, simplemente por pasar el tiempo, pero de vez en cuando le dice a una flor que es bella y esplendorosa cuando ya se encuentra ajada por el terrible dios del tiempo que mide la amargura de las horas que pasan.
No tengáis en cuenta lo que expresa un cántico en los labios de un poeta, ya nos dijo Jean Passerat que habla sin pensar y ha de sentir lo que dice, sino el momento en que se abre, en la ternura que se puede vislumbrar en una verdad a medias que se desliza por el aire para dar unos segundos de vida que se rebela ante un monstruo; una mujer que fue hermosa sigue siéndolo y lo será siempre, hay que recoger las hojas del otoño y hacer un follaje donde vibre un amor entre surcos y sal que no pueden vencer a un rostro en el crepúsculo.

4 comentarios:

  1. Respuestas
    1. El disco que Paco Ibáñez publicó en 1979 con canciones de Brassens, cuando en España aún quedaban seguidores nostálgicos de la Chanson y se difuminaba el espíritu de la Transición, se convirtió en un homenaje de admiración sincera hacia el poeta de Sète. Pierre Pascal, el traductor de los textos, supo encontrar unos giros más que aceptables que mantenían intacto el mensaje que transmitía cada canción. Paco Ibáñez, sin dejar de ser él mismo, algo muy de agradecer, penetraba en el universo, el alma y la peculiar ironía de Brassens dejándonos para siempre una lectura valiosa de su lenguaje plagado de referencias cultas y populares al mismo tiempo.

      Saturno es una de sus mejores canciones, es la que abre el disco y anuncia emociones fuertes y sentidas que acaban cumpliéndose a través del amor, de la amistad y de la muerte, sin faltar el toque libertario. Quizás nunca haya habido una canción que haya celebrado con más ternura el amor otoñal desde el ritmo turbador de la melancolía más delicada.

      Gracias, Tara, es un placer encontrar a alguien que sepa ver la grandeza en la que se gestó este mítico trabajo.

      Eliminar
  2. Francisco..esta búsqueda y reconocimiento a tantos...entre ellos estos dos raros y valiosos especímenes, te convierte en una extraña ave del paraíso. Bienvenido al zoo compañero.

    ResponderEliminar

Debo tener en cuenta lo que me dijiste algún día y no escuchar tu silencio de ahora.