jueves, 16 de febrero de 2017

Leonard Cohen - Winter lady.



Ella solía llevar el cabello como tú
excepto cuando dormía
que lo trenzaba en una gandaya 
de humo, oro y aliento.

Dama viajera quédate un rato
hasta que la noche acabe,
sólo soy una parada en tu camino,
ya sé que no soy tu amante.

(Leonard Cohen - Winter lady)


Gracias, Leonard, por haberme dejado
escuchar el gemido disperso en tus tormentas,
por haber resistido en tu torre
de canción apasionada
mientras pasaban amantes y amigos,
y caían tantos sueños que se creían eternos,
por las horas que aliviaste el dolor de mi letargo
y lo mecías en el viento con una rara elegancia
que aún brota en el invierno de tus ansias de conquista
en los campos sembrados de espinas y alambradas
del amor y el desengaño,  
por haberme hecho olvidar tantas veces con tu verso
el destino inexorable del poeta.

(Encuentro con Leonard Cohen en Madrid)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Debo tener en cuenta lo que me dijiste algún día y no escuchar tu silencio de ahora.