sábado, 18 de febrero de 2017

Billie Holiday - Don't explain

 27 de Septiembre de 2014.



     

No sé si volveré a sentir la emoción con una canción como cuando Billie Holiday cantaba, creo que no hay palabras que puedan definir mejor la amargura, se nos perdió en los torbellinos de la vida, pero nos dejó un rincón en el que podemos encontrarla. La esperé aquella noche, pero pasó de largo, ocupada como estaba en satisfacer al hombre que la maltrataba, al polvo blanco que acabaría con su vida.

Este poema es un diálogo intenso con Lady Day, evidentemente ella no me escuchaba, no había nadie más en el puerto, no había nadie más en la mente, su fracaso gestionado con admirable precisión desde el éxito más rotundo y dentro del más caótico desorden y el mío por no saber como hacer para que se den cuenta de que existo se fundieron en la hiel, en un canto a aquellos que tuvimos el amor delante de nuestros ojos y no supimos verlo. 

Desencanto nocturno

Ahora con estos años y con este silencio y con este pesar,
no sé como volverme, como entregar las flores
que cuidó mi arrogancia, en este puerto ingrato, 
lleno de indiferencia,
su cobardía ha hecho que dos buenas personas no se quieran hablar,]
que pasen, no se miren.

No se escucha el flamenco profundo del quejío
en la noche desierta sin Billie Holiday,
te esperaré en el alba, reina de la tristeza,
en el muro que para el mar, las  emociones.

Cuando caigan los cuervos y alienten los suspiros,
te esperaré sabiendo que no regresarás;
como un amor sin pulso vives en el silencio
de lo que no dijiste y, acaso, no recuerdas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Debo tener en cuenta lo que me dijiste algún día y no escuchar tu silencio de ahora.