domingo, 27 de marzo de 2016

Las flores y los prados

                                                 Mourir cela n'est rien
Mourir la belle affaire
Mais vieillir... ô vieillir
[1]
(Jacques Brel - Vieillir)

                  

Las flores y los prados tienen el mismo sino, 
la misma larga noche que apagará mi frente,
mientras busco coronas, laureles, epitafios,
pasan las caravanas cargadas de perfumes
que vierten los linderos,
y no puedo tenerlos, sentirlos, propagarlos
porque estoy en el valle y es abrupta la rampa.

Ya nadie me provoca, nadie quiere escucharme,
nadie intenta saber
qué había en mi mirada, oscura, amarga, triste
conteniendo la fuerza, qué comentario irónico
despertaba las risas  en la mesa de un bar
mustio de madrugada cuando ardía el bufón
de todas las comedias,
hace ya mucho tiempo, cuando aún te esperaba,
cuando quise aprender
el arte de la vida,
la vida se reía siempre con mis intentos. 

Las chanzas se apagaron como viejos vestidos,
lo que fuera brillante
se convirtió en derrota,
armarios retraídos que no tienen deseo
y que guardan portadas de revistas sin fecha.

Lo que fuera arrancar
besos en el olvido
es un trotar sin gracia invocando la suerte, 
pasan enfermedades, citas que nos aguardan
con la fragilidad
sincera de los cuerpos,
y pasan comentarios vacíos que no llegan
mientras toda la muerte reina en los hospitales,
y el verso se nos hunde sin libertad, ni orquesta.

Y tú y yo, separados por música y gemidos,
habitando en un mundo que no nos pertenece,
desvelamos los surcos del tiempo en nuestras almas.


[1] Morir no es nada /Morir un buen asunto / Pero envejecer, ¡Oh, envejecer!¡

sábado, 26 de marzo de 2016

Si no me amas aún.

María es grande de verdad. Lo mío inconsciencia. Acabo de escribir este poema después de leer un hondo y hermoso poema suyo.

Si no me amas, si ya no vas a amarme,
déjame donde me conociste,
en la desierta estación de las esquinas
que pueblan la ciudad de los silencios.
(María G. Romero)

Ahora que vuelven los latidos
y se llenan de recuerdo.
Ahora que amanece en Abyla antigua
perdida entre la columna y el acanto
y un idioma que no entiende
entre nuestro desconcierto juvenil
y las ansias de vida que tuvimos
en nuestra amada lengua que gemía.
Tu rostro seguirá cruzando los caminos
entre los árboles
que nunca tuvieron un nombre
grabado en nuestras frentes
y los pensamientos que erigían una sonrisa
de amor con palabras sencillas;
la ilusión que tenías
caundo aún no me amabas.
Si no me amas aún respiraré entre los muertos.
(24/3/2016)

jueves, 24 de marzo de 2016

El Diablo engañador

      

              El Diablo engañador que utiliza la retórica para dar sentido a lo que no lo tiene aparece cuando no hay argumentos válidos para sostener lo insostenible, el excelso juego del Barça, por ejemplo, es ayudado por los árbitros cuando lo necesita.
         
Reproduzco;
F. Enrique escribió:

Creo, X, que muchas veces procesamos lo superfluo y no vemos lo principal. Como humanos que somos nos enredamos en las interrelaciones y dejamos un poco de lado la Poesía. Es evidente que prefiero a una buena persona que a un poeta excelso; no me gusta D'Annunzio a pesar de su inspirada poesía a la que lo único que le sobra es grandilocuencia. Un inspiradísimo Keats sigue sonando a pesar de su fracaso estrepitoso a todos los niveles; crítica y público, no por ser un poeta sublime sino por la humanidad y autenticidad que respira en el ruiseñor y en la urna griega. He aquí que los bloggeros exigen indirectamente para comentar a Keats que Keats les comente a ellos. A mí me resulta chocante. Yo considero a X O. uno de los poetas más atractivos de este Foro, yo le he comentado todo hasta hace bien poco, él, excepcionalmente, lo hizo una vez con uno mío. Le seguiré comentando porque me ofrece poesía, indudablemente no me cae bien, ya que pienso que tengo poesía para ser comentado. Supongo que mi poesía no le gusta por demasiado clásica y comprendo que, aunque equivocado, es sincero. Por lo tanto lo acepto, y aquí no ha pasado nada.

        La poesía siempre ha estado enferma, y hemos encontrado una fórmula para rematarla; Hacer un top diez de los mejores Blogs y comprobar que hay ejemplos de escritura en línea que no es Poesía y en los Foros pájaros que no vuelan en uno, un sentido demagógico de la democracia en otro (Votan todos los usuarios, (más por simpatía que por calidad)), y en éste se intenta mantener contentos a todos, perjudicando sin duda a los mejores. Prefiero, como ya he dicho, una buena persona que a un buen poeta. Pero al poner excelente cualquier poema que aparezca como tal debe serlo o, al menos, parecerlo o que ofrezca de ello dudas. Como usuario que no escribiera poesía, ahora no la estoy escribiendo, no me hubiera sentido atraído muchas veces a visitar el Foro, de ahí mi enfado por las muchas veces que la excelencia ni se huele. Tampoco comprendo que el altar de B. no pueda ser profanado, he leído aquí unos 24 poemas antológicos, por decir algo.
Un abrazo.

Señorita Y.

Enrique, de todas las cosas que expones en esta respuesta a M. hay algo que me parece muy desagradable; me refiero a tu mención del altar de B. No hay altares aquí; hay sí, un espacio que se ha construido con admiración y mucho amor a una poeta excelente, que nos dejó un poco huérfanos, a quienes la conocimos y tuvimos amistad profunda con ella. Has podido sugerir retomar la idea de los poemas antológicos, formaste parte de la Asociación, eres usuario del foro; ¿por qué no dejaste la propuesta en Foristas o en el espacio del foro privado o aquí mismo en prosa? Yo, por ejemplo, hubiese estado muy de acuerdo con incorporar una sección de poemas antológicos y quizá algunos más también. Sabrás como lo sabemos casi todos, que nuestros ausentes nos duelen así como imagino, te duelen los tuyos.

F. Enrique;

         Entiendes lo que quieres, no lo que debes. Me he manifestado abiertamente en contra de que poemas mediocres, y peor aún, ostenten una estrella de excelencia. No voy a cambiar de opinión. He leído mucha poesía como para caer en la trampa del efectismo inocuo. Por ahí admito tus reproches, ya que sinceramente no opinas como yo. Pero no encuentro nada malo en invitar a que B.  esté acompañada en las alturas por seres vivos que luchan cada día. Sus dos poemas antológicos, desde mi punto de vista no lo son, los tiene mejores y más apropiados para esa distinción. Permíteme dudar que B. pueda dolerte a ti más de lo que a mí me duelen mis muertos. Estamos hablando en la misma lengua pero en dialectos que no se entienden entre ellos. Te llamé buena persona hace unos días y empiezo a experimentar con melancolía el temor de haberme equivocado, soy demasiado impulsivo. Por favor haz comparaciones que se sostengan en el mismo dolor. ¿Hablaste con ella? ¿Compartiste un solo día hospitalario? ¿Superaste alguna crisis? ¿La quisiste tanto que, a veces, deseaste odiarla e incluso llegaste a pensar que no la amabas? No queda mucho espacio para lo sagrado en esta sociedad moderna, pero sigue habiendo actos y discursos que merecen ese calificativo. Me has ofendido por pedantería indisimulada, por fingir un sentimiento que a la fuerza no puede ser muy grande, ya lo dijo Leonard Cohen en el Chelsea Hotel más o menos dos veces.

I don't mean to suggest that I loved you the best,
I can't keep track of each fallen robin.
I remember you well in the Chelsea Hotel,
that's all, I don't even think of you that often.

No quiero dar a entender que te amaba mucho,
No puedo seguir el rastro de cada petirrojo caído.
Te recuerdo muy bien en el Hotel Chelsea,
eso es todo, solo de vez en cuando pienso en ti.

       Deduzco que tú recuerdas a B. como Leonard a Janis Joplin compartiendo sexo o poesía que no amor, y yo recuerdo a mis muertos varias veces cada día.

Soneto a mi Bahía.

No he conocido nunca otra bahía
ni otra tierra de tierra gris y dura
solo el candor de tu mirada ardía
en la hora del dolor callada, oscura.
                                                     
No conocí más miel ni aparecía
en las horas preñadas de amargura
que en tu rostro mostraba la porfía
y en el mío lloraba la locura.            
                                                            
Mas recuerdo la niña que llevaba
en su falda las flores del paisaje
que a mis aguas su orgullo detenía.
                                                 
Como tú, ¡ay! esa niña enamoraba
como tú...era espuma, sal, anclaje

y como tú se muere en  la bahía.

martes, 22 de marzo de 2016

¿Soy o no soy poeta? Última versión.

        ¿Soy o no soy de ese lugar donde habita la musa de los necios?

             A los poetas laureados

         ¿Soy o no soy poeta? Pregunté a Yorick con su cráneo entre las manos que ya no eran mías y recogí el silencio que me inculpa y me atormenta con su inaudible chasquido de verso mal escrito. El poeta y el loco participan sin freno ni caída del mismo delirio de grandeza; uno muere cuando enloquece de celos al descubrir que hay quien escribe bien aparte de ellos, el otro de cordura, cuando comprende en su dolor que no volverá el Quijote y Dulcinea tiene la vulgaridad forjada por el hambre de una mujer de fortuna que frecuenta las tabernas.

         El poeta baila por su propia vanidad y endiosamiento, el loco por divertir a quien quisiere. Pero ambos van marcados por desigual fortuna, el poeta se ahoga cuando recibe halagos y cree disfrutar de la compañía de Rimbaud y hablarle como si fuera un colega de la trasgresión venidera que no acaba de asomar. El loco vence al mundo cuando le hace reírse de la fortuna de los ciegos que no ven las caras de quienes nos hablan e intentan corrompernos, y el mudo, Mariano lo atestigua, dice lo que no siente por no dar pistas de su desgracia, ni destapar contabilidades.

        No me preguntéis con cual de los dos me quedaría. Puestos a elegir, el amor es una bendita locura de la que no quiero despertar ni siquiera por escribir el más bello poema. Prefiero un instante de vida que un torrente de poesía. El rey Lear no le cogía ni una al bufón que fingía mentir sonriendo y sufrió la traición de dos de sus tres poetas, aquellos que recitaban los versos laudatorios llenos de pasión, empapados de cordura y planes enmarañados. Al final se nos van los años y las ilusiones pero queda el poder redentor de una sonrisa, el valor de afrontar la vida como lo más hermoso cuando se hace de veras a pesar de las dificultades.

(Enrique Cohen, le encrespa que le cuenten las metáforas) Alter ego de François Truffaut cuando lucha por encontrar el mar que nos inundará a todos cuando cambie su nombre por la muerte..

lunes, 21 de marzo de 2016

Sobre la metáfora de la Calle

       Contestando a las supuestas ausencias de metáforas en mi poesía.
A Julius; 

       Soy un aprendiz de brujo que mira la realidad, no las metáforas, esas se las reservo a las mentes preclaras. Al final sacaste la ironía que a mí me falta, prefiero aquella que, como la de Brel, está teñida de amargura vital a esotra como la tuya que solo tiene inteligencia, ya ves que no tengo nada que perder mientras mi ciudad se muere quizás por la culpa de personas que piensan como tú y rezan mientras le niegan el saludo a los mendigos. Comparándote con Wilde te bajo los humos y no vuelves a tomar altura, los 2'15 son infranqueables para tus facultades..
       Un abrazo, sincero. Si tenéis que hablar conmigo hacedlo ahora. Estoy triste por no haber sido querido, pero nunca enfadado por eso. El verdadero problema es que me habéis atacado como unos sofistas engreídos, sabedores de que tenéis cogido al toro por los cuernos, a los ignorantes obnubilados.
. 
      Elige al azar cualquier poema mío, a lo mejor encuentras alguna imagen menos aburrida y pretenciosa que las tuyas. No es difícil, lo reconozco, y vuelvo a pensar en el tendero de mi esquina.


¿Soy o no soy de este lugar donde habitan las musas de los necios?

        ¿Soy o no soy poeta? Pregunté a Yorick con su cráneo entre mis manos y recogí el silencio que me inculpa y me atormenta con su inaudible chasquido de verso mal escrito. El poeta y el loco participan del mismo delirio de grandeza; uno muere cuando enloquece, el otro de cordura. Uno baila por su propia vanidad y endiosamiento, el otro por divertir a quien quisiere. Pero ambos van marcados por desigual fortuna, el poeta se ahoga cuando recibe halagos y cree disfrutar de la compañía de Rimbaud y hablarle como si fuera un colega. El loco vence al mundo cuando le hace reírse de la fortuna de los ciegos que no ven las caras de quienes nos hablan e intentan corrompernos, y el mudo, Mariano lo atestigua, dice lo que no siente por no dar pistas de su desgracia, ni destapar contabilidades..

       No me preguntéis con cual de los dos me quedaría. Puestos a elegir, el amor es una bendita locura de la que no quiero despertar para escribir un bello poema. Prefiero un instante de vida que un torrente de poesía. El rey Lear no le cogía ni una al bufón y sufrió la traición de dos de sus tres poetas. Al final se nos van los años y las ilusiones pero queda el poder redentor de una sonrisa.
       (Enrique Cohen) Alter ego de François Truffaut cuando lucha por encontrar el mar que nos inundará a todos.

domingo, 20 de marzo de 2016

Apoeosis de José Tomás en Las Ventas (Mayo de 1997) Nueva versión si me sale el desbarajuste.

       A Fernando mi cuñado, aunque cuando escribí el poema no lo conocía, estaba escrito para él y el apasionamiento desproporcionado que tiene por el mundo de los toros, y en todo esto eclosiona el recuerdo de aquella niña crecida que siempre fue mi madre. Fernando tiene muy mal genio y hemos tenido discusiones encendidas con malos bomberos para sofocar una llama que podría haber prendido en las cortinas humildes de los rojos siniestros, como yo. No le guardo ni un miligramo de rencor; en cambio, le agradeceré siempre lo que ha hecho por mi hermana gemela, la más guapa de todas mis hermanas, que ya es decir., digo bien, gemela. Le llevo dos años, el mismo día y a la misma hora.

No vendrán las palomas
ni los volatineros
de la plaza de España
guiarán tu recuerdo
a la iglesia sin nombre,
no vendrá el rocío
anidado en tu pelo.

No vendrá la palabra
que te busca sin suerte,
ni el murmullo del mar
que arrinconó tu aroma
ni el aire ensimismado
que mueve las cortinas
para hacer un capote
que tiemble entre tus manos.

Ya nunca el torerito
culminará la sombra
que atraviesa la tarde
de mayo y tu mirada.

Ya nunca los aplausos
rodarán por la arena
porque sigue sin rumbo
la pena inquebrantable.

El alma de Arlequín
la llevaré prendida
para que tú me sientas
como si fuera un lirio,
como si despertara
en tus yermos jardines
para llevar la risa
de sueños y praderas.

No vendrán las palomas,
no vendrá la palabra,
ni los volatineros 
que sufren con el hambre
de las bocas dormidas.

No vendrá tu recuerdo
a la playa que gime
sobre tu amor que siente
porque mi alma vuela
para enterrar la muerte.



viernes, 18 de marzo de 2016

Sobre los compañeros de Alaire II



          Me cansa este asunto, pero quiero zanjarlo cuanto antes y dedicarme a labores creativas. Ya sé que hay gente que me quiere, en Alaire sólo Óscar, Alberto, Naster y Toño no son rigurosamente de tan bendito Foro y gente que no me quiere. No pasa nada, como ya he dicho querer no es una obligación, presentar a Eliot, Henri o Quasimodo fue un acto de vanidad erudita más que un deseo divulgativo, por eso estuve unos minutos traduciéndolos, y, en justa compensación apenas obtuve una respuesta. Pero quedamos en paz, me habéis mostrado la envidia y el no reconocimiento, el premio a la mediocridad literaria, y el sancionar desde el pálpito, perdón, púlpito, ya no distingo esas palabras gracias a vosotros, será mejor así.
        Forges en el número extraordinario del Papus en apoyo al conserje asesinado por nostálgicos de tiempos mejores para ellos sancionó; Mataréis al bufón, pero no a la risa. No tengo vuestra técnica, aburrida en la mayor parte de los casos, pero la poesía me persigue, no halago vacuamente como vosotros, no me deslumbro con los templos ni me molesto en mirar las estrellas, no felicito a premiados dudosos, no molesto a nadie, ¿A qué viene este odio, estas acusaciones de fraude, este implicar a mi mujer, esta pedantería insoportable por parte de los dos interlocutores que se han dirigido a mí antes de se ser expulsado de este espacio que, hasta ahora,era libre?
        No aguanto este tema un segundo más, me ha descentrado cuando tengo compromisos serios con el arte, eso que algunos tenéis pendiente de conocimiento. No esperéis, no soy yo quien ha otorgado como una gracia una moratoria a nadie.
Afectuosamente, adiós.

Sobre los compañeros de Alaire



        Nadie ha roto en público una lanza por mí, yo soy sincero, quienes me atacan me han inculpado de uno de los actos más miserables que se dan en estas lides. No me cabe la menor duda de que, por suerte, no soy Laura. Ella tiene poesía para dar y regalar, solo hemos escrito un poema a cuatro manos, ella ponía el sentimiento que la ahogaba y yo el reconocimiento de mi culpa. Unos cabellos locos o de sirena no dan para tanto, sobre todo cuando se tiene el alma podrida con apenas 19 años. No podré pagar lo que hice y me he acostumbrado a vivir con ello, lo menos que podía hacer por ella era retratarme moralmente ya que ella se negaba a hacerlo, yo puse palabras, algo de orden y un poco de muerte ya que morimos un poco cuando no somos fieles a nosotros mismos. Las cabezas visibles del Foro Alaire me han acusado solapadamente de tramposo, si tuviera fuerzas y convencimiento los llevaría a los Tribunales. Es gravísimo y me está perjudicando mucho, sin nadie, absolutamente nadie, solo mi buen amigo öscar Distéfano, me ha otorgado el beneficio de la Duda. Espero no tener que añadir una palabra más sobre este asunto. El silencio de los corderos significa que van de calle con Rafel. Lamentable.

jueves, 17 de marzo de 2016

La voz de tu presencia



Desgarro en mi silencio la voz calma de un bardo
el mar donde pensabas ser una bailarina,
los árboles cansados a cuyos pies soñabas,
desgarro este misterio donde mi amor  hervía.

Este vagar constante que no encuentra tu falda,
este trote sin ritmo que me lleva a tu huella,
este sentir tu verso sin poder encontrarte,
se agolpan en mi mente. 

Persisto en tu fracaso.
Me quemo en tu caricia fresca como un racimo,
la piedra de tus ojos, la voz de tu sentencia,
lloro en la alborada donde reía el mirlo,
en tu pecho temblando, tus manos que gemían.

Persisto en tu sonrisa que alentará mi olvido
en el amplio salón que guardaba tus besos,
y aquel verso de Frost
de visillos abiertos que secaban las  lágrimas
de un Yupanqui cansado en tus ansias dolidas
en tu amor que me duele, tu sombra que se acerca,
la muerte que me acecha en tu jardín perdido.

11/6/14

miércoles, 16 de marzo de 2016

Se me ha condenado por Falso, arrastrando a mi mujer que no soy yo.


       Mi mujer, poeta tan buena que me ha animado a que yo deje de escribir en verso y lo lamenta. Ha sido expulsada del mejor Fro actual de poesía en castellano. Su historial; tres poemas soberbios, unos cuantos comentarios a aquellos que firmemente creía que lo merecían. Ha tenido la valentía de estar en mi contra, no eres Cicerón, me repetía continuamente, y R. C. es Julius, cuando no tiene razones impone sus coj..... Su expulsión es un acto que produce vergüenza ajena. Los ocho o diez buenos poetas del Foro (Con tan corto bagaje se es el mejor Foro cuando la poesía es maltratada por el narcisismo inherente a quienes tienen sueños de poeta.) podrán mantenerlo, pero habéis demostrado que moralmente cometéis crímenes perfectos.o
       Posdata: Conociendo a Laura A. M. dudo que quiera desde ahora mismo pertenecer a vuestro club. Lo que habéis hecho es de Juzgado de Guardia.

       Esto era un correo privado para la señorita de la poesía lingüísticamente subversiva, pero vuestra acusación y condena de que tengo dos identidades, ha provocado que la convierta en pública. Sois nada exigente con las estrellas y fanáticos ciegos y obstinados con la Antología. No pidáis corrección política ni respeto de quien habéis tratado como si hiciera trampas.

(Lluvia de Primavera)

lunes, 14 de marzo de 2016

Carta a Javier Dicenzo, he empezado a amarlo.


Me pareces, sin duda, Javier, una de las personas más interesantes con las que me encuentro en este Foro y es para mí un placer sumergirme en tus dudas porque tienes el milagro de la juventud y, a través de ellas, veo al joven que fui y que se pregunta constantemente por el verdadero sentido de las cosas, quizás las cosas no tengan un verdadero sentido pero es un paso adelante el que damos cuando tenemos capacidad y, sobre todo, humildad, para preguntarnos por ello. Borges es un prodigio de inteligencia, pero yo nunca admiraré la inteligencia, como no admiro a esa muchacha hermosa, ni a ese guerrero alto y fornido. Pero siento un respeto profundo por Descartes que, quizás, no era siquiera inteligente, pero que, a través del trabajo minucioso y cargado de buena intención nos encamina a un método que hace que nos enfrentemos al espinoso mundo de la razón con una herramienta eficaz al alcance del hombre de la calle. La inteligencia de Lorca, Bernarda Alba lo atestigua, estaba obnubilada por los sentimientos, era, fundamentalmente, un ser humano del que todos hemos de sentirnos orgullosos de su existencia. 

Borges ha creado escuela, desde mi punto de mi vista, desastrosa, se flirtea con la pedantería y apenas se ejerce el verdadero fin que persigue el arte; encontrar un conjuro que reconcilie al hombre con la muerte. Lorca, no, porque no tenía método, nadie puede penetrar en el corpus poético de Lorca ya que estaba hecho a la medida de un hombre irrepetible, pero cualquiera puede acercarse con éxito a los síntomas más reconocibles de su poesía Popular y cualquiera que se haya cultivado a la progresista. 

Creo que tampoco Borges es un poeta mayor, no en la medida que lo son, pienso que por este orden; Pessoa, Antonio Machado, Juan Ramón, Éluard, Eliot y Robert Frost, el verdadero problema de Borges radica en que no supera a ninguno de los poetas que he mencionado anteriormente y Lorca, con su traje de bufón que no encontró destino, los supera a todos ellos.

Espero no haberte confundido, te adjunto la respuesta que le di a una compañera nuestra que se sintió un tanto alarmada por mi afirmación de que el poeta más grande de nuestro tiempo es un poeta menor.

Está relacionado con la etimología de las palabras, noble, según la genealogía de la acepción que utilicemos puede significar; bueno, aristócrata, sincero. Así menor puede ser pequeño o simplemente que no cumple unos requisitos para ser incorporado a una regla. Dámaso Alonso es un poeta mayor por Hijos de la ira, pero, para mí, está lejos de Lorca.

Gracias, Javier, me ayudas mucho y no encuentro otra forma de manifestarlo que la de intentar ayudarte a ti.

sábado, 12 de marzo de 2016

Epístola sin destinatario



         F. Enrique: La poesía siempre ha estado enferma, y hemos encontrado una fórmula para rematarla; Hacer un top diez de los mejores Blogs y comprobar que hay ejemplos de escritura en línea que no es Poesía y en los Foros pájaros que no vuelan (Aires de Libertad) un sentido demagógico de la Democracia (Votan todos los usuarios, (más por simpatía que por calidad o por capacidad para distinguir lo bueno de lo malo)), y en Alaire se intenta mantener contentos a todos; prefiero, como ya he dicho antes, una buena persona que a un buen poeta. Pero al poner excelente cualquier poema que aparezca como tal debe serlo o, al menos, parecerlo o que ofrezca de ello dudas. Como usuario que no escribiera poesía, ahora no la estoy escribiendo, no me hubiera sentido atraído muchas veces a visitar el Foro Alaire, de ahí mi enfando por las muchas veces que la excelencia ni se huele. Tampoco comprendo que el altar de Blanca no pueda ser profanado, he leído aquí unos 24 poemas antológicos.

       H:  Enrique, de todas las cosas que expones en esta respuesta a Marisa hay algo que me parece muy desagradable; me refiero a tu mención del altar de Blanca Sandino. No hay altares aquí; hay sí, un espacio que se ha construído con admiración y mucho amor a una poeta excelente, que nos dejó un poco huérfanos, a quienes la conocimos y tuvimos amistad profunda con ella. Has podido sugerir retomar la idea de los poemas antológicos, formaste parte de la Asociación, eres usuario del foro; ¿por qué no dejaste la propuesta en Foristas o en el espacio del foro privado o aquí mismo en prosa?. Yo, por ejemplo, hubiese estado muy de acuerdo con incorporar una sección de poemas antológicos y quizá algunos más también. Sabrás como lo sabemos casi todos, que nuestros ausentes nos duelen así como imagino, te duelen los tuyos.

        F. Enrique: No hay discusión posible, H. Tú eres fiel a unos principios y eres candidata firme a un premio venidero. Mis muertos viven en mí aunque no escriban poesía. No conocí a Blanca, y la respeto más que vosotros. No veo que retrasemos su canonización haciendo acompañar esos dos buenos poemas, sin duda lo son, por los de otros compañeros cuyas fuerzas están vivas y verían recompensados sus esfuerzos. Me has tocado la moral, soy una persona muy sensible y como ya le dije a C. no me gustan las tonterías. Este juego es tan importante que transpira vida. No le pongo flores a mi madre pero no pasa un solo día que no me acuerde de ella y eso a pesar de que la nuestra no era una relación idílica sino humana.

        Es una característica muy pronunciada de algunos de la camarilla de Alaire que el que ofende, de verdad y sin miramientos, acabe sintiéndose el agredido. Te has metido con mis muertos, con los míos en el sentido más próximo, con los que me alimentaron y sufrieron cuando estaba enfermo y sonrieron de orgullo con mis premios, Blanca es una amiga tuya, a la que quizás nunca viste.

Un abrazo.

Posdata. Si no me hubiérais unilateralmente expulsado no hubiera escrito aquí esta respuesta.

Mi expulsión




       Habré dado motivos suficientes para ser expulsado de este foro, precisamente no era un motivo por el que se me ha acabado expulsando, pero ¿Por qué ha sido expulsada mi mujer? ¿Por tener la misma IP y tener un pensamiento libre que le ha llevado a estar en mi contra en buena parte de este affaire o porque dormimos en el mismo colchón¿Qué se puede esperar de monárquicos nostálgicos que no quieren enterrar a sus muertos? No me extraña que haya tanta gente que siga votando al PP. A los muertos se les rinde culto no se les momifica. Yo sé que poemas son antológicos y no los habéis olido en casi ningún caso.

viernes, 11 de marzo de 2016

A un suicida amigo

A un amante que falló en el intento y quería llamar la atención.

Mariposas disecadas
giran en libertad
y se visten en el armario
donde guardo de un gitano la camisa. 
y la luna
brilla en la soledad de las cloacas
de las almas perversas
o pervertidas que ya no tienen cura
ni sacerdote oculto
de la próxima venida de Cristo
o de la nada.

En el Puente Cristo
espero tu amarga despedida
transeúnte sin capa, sin honor ni recuerdos, 
que tu corazón no lata en los estanques
ni se rompa
contra el agua.

(6/3/2016)

miércoles, 9 de marzo de 2016

Prólogo de Carta a un rehén

Prólogo

A Laura por haber estado conmigo, incluso cuando yo no lo merecía y a LéonWerth porque, a pesar de haber forjado una obra importante y valiosa, ha quedado en la memoria colectiva como el Amigo que todos hemos tenido alguna vez.


Pienso en Robert Jordan  que espera el cierre
de la cortina y se enamora
del último aliento que mueve su esperanza
para darles un soplo de vida a los que ama
y a quienes portan su bandera aunque la desprecien,
en el último vuelo sin brújula de Antoine
buscando al hombre libre en un sueño irrenunciable,
en el Amigo que mira por la ventana el paso de los niños
porque ya no puede seguirlo
aunque nunca llegue tarde a una cita.
(Lluvia de primavera)

Puede que Antoine de Saint-Exupéry luchara toda su vida por ser como los demás y solo al final de ella comprendiera que la propia lucha le había hecho distinto, y sufriera por ello y se enfrentara a la soledad que se reserva a los elegidos que no pueden hacer ver a los demás lo que para ellos es obvio.  El año que escribió esta pequeña obra estuvo marcado por una crisis profunda y una determinación ciega de ayudar a la liberación de su país con aquello que mejor sabía hacer; pilotar aviones.

Ya era por entonces un gran escritor, más reconocido en el país donde vivía su exilio que en el suyo propio, pero las circunstancias hicieron que sus últimas obras estuvieran tocadas por los hilos intangibles que arrastran a la inmortalidad. Su fracaso matrimonial, en buena parte provocado por él mismo, el sentimiento de culpa por estar en el exilio y no en la batalla, participó en la guerra en sus primeros momentos pero no pudo soportar la vergüenza de la rendición y el Gobierno  colaboracionista de Vichy y optó por marcharse a los Estados Unidos. La situación agónica de su país, ocupado y maltratado y la fragilidad de la situación de un gran amigo a través del cual personifica a todos los amigos que, como rehenes, representan a cualquier francés que ha permanecido en su patria y resiste, a ese amigo cautivo con más de cuarenta millones de almas es a quien, en definitiva, dirige este canto desesperado que busca la esperanza..

Reconocemos una obra maestra pero difícilmente podemos definir los conceptos que nos llevan a esa apreciación, estamos ante una de ellas y los que creemos que no abundan observamos  que está llena de cualidades que tienen otras obras que no lo son ¿Cuáles son las líneas que la separan de estas otras? ¿En qué punto remonta el vuelo que la aleja de ellas? No podemos saber las causas pero es un hecho que percibimos con una claridad arrolladora, quizás sea la densidad que preconizara su autor.

 Cuando leemos una obra como Carta a un rehén no dejamos de asombrarnos del desconocimiento absoluto que se tiene de ella en nuestro país siendo Saint-Exupéry uno de esos escasos autores que, además de ser verdaderamente buenos, son populares, siendo tan corta su extensión que podemos aprehenderla en apenas unos minutos, estando tan inextricablemente unida a una obra mítica que casi todo el mundo dice conocer y que es tratada con la veneración de un culto. Cuando Saint-Exupéry la escribe están en peligro las fuerzas que conforman su mundo y su impotencia por no poder hacer nada para impedirlo le lleva a ladesesperación, hace que la locura de los sentimientos a flor de piel se desencadene y que dé un salto cualitativo como persona que admite su propia culpa, ya no se justificará recurriendo al enorme dolor que le causaran los gaullistas por tener una idea diferente a ellos con respecto a una Francia libre, ya no dirá que Consuelo era una mujer interesante, atractiva y delicada pero compleja, caprichosa y difícil,. Su calidad como escritor, su capacidad para narrar con una coherencia pasmosa aquellas cosas inefables que solo tienen los elegidos podrían habernos hecho creer en la autenticidad de lo que dice siendo una obra de ficción, pero no lo es, La carta a un rehén sería un monumento histórico aunque no tuviera calidad literaria, tendría la impronta de aquello que solo puede aflorar en las situaciones límites cuando un autor ya no sabe distinguir entre lo público y lo privado, cuando intuye que su mundo interior no le pertenece porque es patrimonio de todos los hombres aunque no fuese lo que ansiaba y perseguía.Se dirige al hombre libre con la misma pasión con la que Camus lo hiciera en Las cartas al amigo alemán, se dirige al piloto que pierde la vida al mando de su avión haciendo lo que cree firmemente que debe hacer. Hay paralelismos escalofriantes entre ambas obras que justificarían por sí solos un estudio minucioso, pero quiero hablar de las diferencias; Saint-Exupéry es un aristócrata que pasa su niñez, a pesar de la muerte temprana de su padre, en un palacio Sin Preocupaciones, pero su visión del mundo es extraordinariamente amplia, ha conocido en profundidad otro tipo de personas, otras culturas, su estado emocional, al que nos es ajena una depresión agravada por unas desafortunadas declaraciones de De Gaulle que provocan que tenga problemas con la bebida, nos lo sitúan como un iluminado, creo que la palabra que mejor lo define es Poeta, poeta que se apoya en el pensamiento a través del cual busca todo aquello que nos une a los hombres llevando a lo anecdótico aquello que nos separa. Camus es el fruto de la mixtura de arrabal, ni siquiera llega a conocer a su padre que morirá a consecuencia de las heridas producidas en el frente,percibirá vívidamente hasta donde duele la fractura entre Oriente y Occidente, sabe que hay palabras fundamentales para nosotros que carecen de traducción para ellos. Camus establece desde su atalaya de pensador humanista que la liberación de su país ha de convertirse en la construcción definitiva de Europa y que ésta debe cimentarse en la superación de la tensión que durante siglos ha enfrentado al mundo germánico con el latino personificada en sus fuerzas más representativas; Alemania y Francia, ni siquiera considera a la Europa eslava ni a Grecia, el país donde tiene su origen nuestra singularidad. Saint-Éxupéry, en cambio, habla de conciliación universal, es un profeta, un visionario, pero  cargado de humanismo, carece de la capacidad de trabajo de Camus forjada en la lucha que al pobre se le reserva para llegar al lugar donde están los demás, aunque nunca olvidara el arroyo del que provenía. Pero Saint-Exupéry cuenta con la inspiración, y aquí encontramos otra palabra que nadie ha sabido definir de una forma precisa. Hablamos de dos sueños que no se han cumplido, pero cuya belleza no hace sino que insistamos en ellos porque, después de sus respectivas explicaciones, somos conscientes que están fundamentados en fuerzas que existen, que se pueden aplicar a la realidad. A la estulticia y los intereses particulares de nuestros dirigentes que han tejido un velo que nos impide verlas corresponden el dudoso mérito de no haberse podido hacer uso de ellas.

Para terminar solo añadir que, como dije antes, tan solo unos minutos nos separa de disfrutar de una experiencia que retendremos, de una forma u otra, para siempre, para siempre conservaremos una mirada de candor hacia los refugiados y el orgullo de ser hombres diferentes unidos por los sentimientos verdaderos y que tan solo Chaplin ha sabido desvelarnos el poder taumatúrgico de una sonrisa con la fe, la devoción, la profundidad y las ansias de Saint-Exupéry.

                                                 Ceuta, 20 de Febrero de 2016.