miércoles, 5 de abril de 2017

A Julio



Hoy estás frío
y me recuerdas aquella boca 
que quedó 
entre mis labios y el olvido; 
me miró 
aquella niña tan hermosa, 
mis ojos
desde entonces son heridos.

Hoy estás frío 
 como los ángeles de piedra, 
pero arde tu recuerdo
 en mi memoria, 
llorando una canción de primavera 
que me llevó hasta el mar
 en una ola.

1 comentario:

  1. Con la hermosa canción de Brel, el poema "arde en la memoria".
    Salud, Enrique.

    ResponderEliminar

Debo tener en cuenta lo que me dijiste algún día y no escuchar tu silencio de ahora.