martes, 21 de enero de 2014

En un límpido embate de vodka destilado


I died a hundred times,
You go back to her
And I go back to black.
(Amy Winehouse)

En un límpido embate de vodka destilado
me sumerjo en la tarde que muere en la bahía,
sufro porque no puedo anhelar unos ojos
y no tiembla mi cuerpo como una estrella errante.

Se me ha ido el amor, y ya no sé llamarlo
¿en qué calle estará
el ansia desmedido de besos de tus noches?
¿a qué puerta sin llave caminará tu olvido,
tu larga ausencia herida por no seguir tu paso,
tu ineludible imagen de muñeca asustada,
tu colchón de verdades roto por el silencio?

Tu canción de cristal en los escaparates
busca una nueva voz que abrace lo perdido,
tu palabra en el cuarto de la triste sentencia
vuelve a las amarguras y a las flores que gimen.

Se me ha perdido el arte y no encuentro la senda
para volver atrás, atrás cuando pensaba
que había encontrado en ti una verdad profunda,
profunda y transparente que no veían los otros,
y que en mi pecho descansaba.

Que era suficiente pensar en tu destello
para cruzar los puentes rotos y desolados
que cada día me hablaban
del mundo y los azares, del mar de la derrota
que batía en mi rostro, de la leyenda herida,
del amor que dejaste atravesando calles
y no encuentra el recuerdo
de la voz que te buscaba. 


He muerto cien veces, / tú vuelves con ella / y yo vuelvo a las tinieblas.

2 comentarios:

  1. Hola F. E., acabo de entrar en tu blog y te felicito por tan hermosos poemas, particularmente me gusta éste por el cual te escribo. Yo también te agradezco que hagas llegar la ternura, la belleza y el sentimiento a tus lectores, entre los que ya me encuentro. Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te agradezco, María, que hayas pasado por aquí, a comprobar mi heterodoxia asumida, te lo digo porque has elegido uno de mis poemas que, con más sentimiento incluso del que creía en el momento de escribirlo, se centra en el mundo del rock, no acabo de ver el "soul" en la música de Amy Whinehouse, muchos toques, sí, pero tan diferente al americano que me cuesta trabajo ponerle la misma etiqueta. Pienso que lo fundamental del poema era llegar a reconocerla en algunos versos y una sensación no demasiado explícita de decadente paisaje urbano.

      Un abrazo.

      Eliminar

Debo tener en cuenta lo que me dijiste algún día y no escuchar tu silencio de ahora.