miércoles, 30 de noviembre de 2016

Una habitación sin alma




Hay quien puede creer que tu sonrisa es triste,
que envidias la soledad sin sueño
de los pájaros que mueren
porque no tienen pulso que les lleve a gritar,
porque sus alas no vibran de desesperación
ni tienen que enfrentarse
al castigo de las horas envueltas en tañidos sin campana,
en llamadas sin respuesta.

No volverá tu padre para sentarte en sus rodillas
y decirte que eres preciosa y tierna,
que no te dejará nunca,
te sentirás fuera de órbita en el planeta de tu madre
que ante el espejo destroza el carmín contra sus labios,
las flores contra el olvido
donde navega la última frase de amor que no recuerda,
y llorarás, como se llora en el silencio de una habitación sin alma,
como llora una niña cuando el mar le inunda los ojos
y una pajarita de papel con un poema plegado
le atraviesa el pecho encogido
mientras espera que la aurora llegue para llevarse el miedo.

3 comentarios:

  1. Me encanta como escribes, Paco.Lástima q no siempre puedo entrar aquí porque con los datos del móvil no puedo acceder fácilmente.

    ResponderEliminar
  2. Me encanta como escribes, Paco.Lástima q no siempre puedo entrar aquí porque con los datos del móvil no puedo acceder fácilmente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por como te diriges a mí puedo pensar que nos conocemos, pero no puedo saber quien está detrás de ese nombre, sea como fuere, me alegro mucho de que hayas tenido la deferencia de haber dejado tu mensaje.

      Un abrazo.

      Eliminar

Debo tener en cuenta lo que me dijiste algún día y no escuchar tu silencio de ahora.