viernes, 1 de mayo de 2015

Tu cintura de cera y el rimmel de tus ojos


Tu cintura de cera y el rimmel de tus ojos
pasean por la playa de la vieja avenida.
Miras las carreteras y los acantilados
curvos de Punta Almina.

Cruzas por las arenas y sigues alentando
las voces de otro tiempo, la luz que yo sentía.
El viento me acorrala y arropa mi silencio
por no tener salida.

Puedo morir de amor y romper los espejos,
abrigar con las manos la sombra de tu herida,
entregarme a este mar nuestro que nos aguarda,
desterrar la amargura que se agolpa en la orilla.
Mas no puedo arrancar con el rumor que llega
el calor de tus manos, la luz de tu sonrisa.

Tu cintura de cera y el rimmel de tus ojos
pasean por la playa de la vieja avenida,
miras el horizonte buscando una respuesta
del cielo a tu desdicha.

Azul para mis ojos será siempre tu alma,
velero que navega sïempre hacia la mía,
¡ay, perfume de rosa, corazón de poeta,
delirio que arrincona, ternura de una rima!

Cruzas por las arenas como una colegiala,
en el pecho una pena, la voz en la deriva,
y Cabo Negro al fondo que llega hasta tus manos
con el poniente undoso de los más claros días.


                                       Publicado el 18 de Abril de 2012.

26 comentarios:

  1. Pura poesía Enrique...!
    Te felicito de nuevo. Un poema blanco,ajustado de forma perfecta, tanto en la métrica como en la rima asonante.
    El tema,el sempiterno tema del amor y el desamor,lírico, nostálgico,expresado con suma belleza, en una palabra, un magnífico poema que me ha emocionado hasta los huesos.
    Abrazos amigo mío!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Cuánto he deseado, María, poder contar con tus siempre interesantes y cálidos comentarios! Y de repente al encontrármelos parece que sintiera miedo de expresarme, que ya no supiera que decir, que no podrían volver a repetirse aquellos diálogos surgidos de la espontaneidad y en los que tú ponías el sentido común y la prudencia, mientras yo arremetía contra todo. Por ello, María, quiero que tengas muy en cuenta, en esta hora de mi reconciliación con el mundo, lo importante que es para mí leer lo que me escribes.

      Eliminar
  2. No quiero repetirme en los halagos hacia tu poesía por si te parecen ficticios, así que te reitero lo que te dije en el foro.
    Un abrazo Enrique.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hace apenas unos meses que nos conocemos, Elda, y han pasado tantas cosas que podemos tratarnos como viejos amigos. No quiero repetirte, Elda, la satisfacción con la que acojo tus halagos, que me siento verdaderamente contento de comprobar los esfuerzos que haces para comentar cada uno de mis poemas, y eso, Elda, es muy hermoso.

      Eliminar
  3. Ese amor que viene al pensamiento en
    la orla del humo de un cigarrilo, ese
    recuerdo intacto que quedó suspendido
    en la luz de la vida... ternura pura
    buscó tu musa para inspirarse y escribir
    estos versos que llegan al alma.

    felicitaciónes a tu talento.
    Un abrazo en la distancia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Solina, por tu comentario tan bello y tan lleno de luz. En el amor nos inspiramos aunque no siempre sea fácil encontrar esas frases que no hayamos escuchado antes. Estoy encantado con tu respuesta, Solina.

      Eliminar
  4. Excelente poema. Siempre es un deleite y un lujo leer buena poesía y aquí, en este tu blog la he encontrado. De nuevo mi más cordial enhorabuena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desgraciadamente, Elisa, no te tengo identificada, quiero decir que no tengo tus fotos, tus escritos, tu blog, etc, pero cada una de tus apariciones por mis poemas me llena de satisfacción. No puedo añadir nada, sólo darte las gracias.

      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. Algo tarde llego a este poema que me ha sabido a salitre,a mar azul y que me ha dejado dibujada en la retina de mi imaginación una silueta de mujer que suspira mirando al mar mientras rememora versos de un poeta capaz de morir de amor.

    Me he sentido arrullado por la cadencia de estos versos largos que destilan melancolía.Elementos ambos de mi preferencia a la hora de leer poesía.

    Ha sido todo un placer Enrique descubrir este poema.

    Un abrazo,amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy agradable, Jerónimo, volver a encontrarme con tus siempre entrañables y sensibles comentarios. Si te he llevado el mar y te he dejado arrullado por la melancolía, puedo darme por satisfecho.

      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Unos versos bellísimos y muy románticos que me han llegado al alma.Esa nostalgia que exhalan, esa pasión, hacen pensar en el amor como lo más grande, lo más sagrado y lo único perdurable.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Beatriz, una vez más gracias. Es para mí una satisfacción muy grande poder contar con tus palabras, tomes la línea que tomes, seas analítica o sentimental. Desde un primer momento siempre ha sido un placer poder comunicarme contigo.

      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Maravilloso poema, Enrique. Es un gustazo visitar este rincón tuyo y deleitarse con poemas como éste, ralentizarse en cada verso, degustar despacio sus preciosas metáforas, la musicalidad de su rima asonante Te confieso que me despierta una envidia sana leerte, la fluidez y la elegancia de tus trabajos. Para mi eres un poeta con mayúsculas, compañero.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdaderamente una suerte, Toño, poder contar con el respaldo de personas que,como tú, tenéis mucho que decir cuando hablamos de poesía. Es un largo camino que quizás nunca termine y que satisfacciones como ésta suavizan. Me agrada mucho,Toño,que estés entre mis compañeros y que podamos compartir esos versos que aún nos esperan.

      Eliminar
  10. ¡Qué belleza de poema!, me ha encantado. Lo he disfrutado desde el primer verso hasta el último. Me voy encantada a seguir disfrutando de tu soberbio blog
    Hasta pronto, saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Pili, estas palabras tuyas tan espontáneas me animan y no sabes de qué manera. Espero seguir contando con esta simpatía que me regalas. No fue fácil escribir este poema, pero reacciones como la tuya me lo recompensan con creces.

      Un abrazo.

      Eliminar
  11. Exquisito poema, cuánta sensibilidad, que despliegue lírico. Me quedo entusiasmada de tu forma de escribir, tan fuera de lo común. Con toda mi admiración y mi respeto.
    María Caparrós.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo, María, que debo sentirme afortunado, somos tantas las personas que queremos compartir lo que escribimos, que contamos con la fidelidad de unos pocos amigos y poco más, y que dudamos, por qué no decirlo, si no elegimos un camino equivocado, que cuando nos llevamos una sorpresa como esta, nos desbordamos un poco por la satisfacción.

      Por ello,gracias, María. El que haya tenido alguna otra sorpresa como la tuya en estos días, no merma para nada lo que me ha entregado.

      Eliminar
  12. Una declaración de amor verdaderamente preciosa, llena de dulzura, elegancia, belleza, sentimiento y pasión.
    De veras me encantó.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Julia, perdona que haya tardado en contestarte algo que me llena de alegría este poema que se ha quedado un poco atrás y, que por ello no acabé de vislumbrar lo que me decías. Vuelvo a darte las gracias por ello.

      Un abrazo.

      Eliminar
  13. Que exquisito poema Enrique, me suena de haberlo leído, pero me alegro de leerlo otra vez; una voz maravillosa hecha verso la que tienes, un estilo propio, delicado, con sabor a mar y a tierra, despliegas todo el arte de poeta que de haber nacido en antiguos tiempos, habrías sido uno de los grandes sin ninguna duda.
    Las dos estrofas últimas me parecen de una gran belleza.
    Un gran abrazo amigo para ti y para Inma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo que agradecerte, Elda, que hayas vuelto a este poema que me produce sentimientos encontrados, por una parte me resulta demasiado sencillo y asequible por la métrica y la rima asonante pero por otra no puedo sustraerme de la buena impresión que ha causado cada vez que lo he leído. Me parece fantástico que pueda contar contigo y que aún no te hayas cansado de mí, me guardo todo tu comentario y la soltura cada vez más grande con la que te expresas.

      Te devuelvo el abrazo, también de parte de Inma.

      Eliminar
  14. Vuelvo a leer este poema de inequívoco título y vuelvo a sentir las mismas sensaciones que la primera vez pero con nuevos matices,como por ejemplo ese también amor al paisaje,marco ideal donde luce con brillantez el otro amor,el sublime.

    Un abrazo y feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya habrás comprobado, Joaquín, que me hago un pequeño lío a la hora de llamarte, en este aspecto creo que la elección debe ser tuya. Te agradezco mucho que hayas vuelto a comentar este poema, ya le dije a Elda la opinión que tengo sobre él, quizás no lo vea a la altura de otros que he escrito pero en las modestas reuniones poéticas que hemos tenido siempre ha llamado la atención, digamos que tiene la virtud de la comercialidad. Me parece magnífico que me dejes una opinión tan positiva sobre él.

      Un abrazo.

      Eliminar

Debo tener en cuenta lo que me dijiste algún día y no escuchar tu silencio de ahora.