jueves, 11 de enero de 2018

Pasolini en el recuerdo (Versión 2018)



Cuando la luz no ofrece esperanza 
y se me adentra el verso 
de un poeta que calla 
en el nocturno inhóspito de una playa tardía, 
envejece mi alma por no saber nombrarle, 
por no haber arrastrado 
el peso de mi culpa, por ser testigo ciego 
del implacable olvido, 
por no reconocer que la vida se me escapa 
y no conozco a nadie 
para que llore por aquello que no hice.

4 comentarios:

  1. La poesía no quiere adeptos, quiere amantes, dijo Lorca, y en ti Francisco, se nota la querencia por Pasolini especialmente en su faceta de poeta.
    ¿Cómo estas Francisco?
    Un abrazo compañero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hablé con un amigo nuestro, Tara, de lo que significaba la poesía para algunos poetas y llegamos a la conclusión de que cualquiera distingue un poema y que, ni siquiera las cumbres más altas, saben definir de una forma convincente lo que es poesía.

      Personalmente me acerco a lo que citas de Lorca y, más aún, a lo que solía decir el historiador del arte, Ernst Gombrich, te lo resumo en lo que creo que es la esencia; La poesía no existe, existen los poetas. Por supuesto que no llegaré a ningún lugar como exegeta del poeta boloñés, pero he escrito cosas teniéndolo como referencia de las que me siento satisfecho y sé que si no interesa, por regla general, a los demás es porque en estos días la gente se ha quedado solo con la primera proposición de Gombrich y no quiere pasar a comprobar la segunda.

      En lo personal están siendo días buenos a pesar de los problemas que es difícil que no aparezcan cuando se tiene una familia clánica. En lo de la poesía en vez de escribirla estoy analizando lo que he escrito por si puedo mejorarlo o expresar con mayor claridad lo que perseguía.

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Entre otras muchas cosas,admiro en ti la fidelidad a tus poetas sagrados (Brest,Pavese,Pasolini,...) como una forma de transmitir,no solo tus gustos poéticos, sino también una personalidad muy definida a la hora de expresar sentimientos y sensaciones. Eso es algo que yo no he conseguido y creo que ya no conseguiré,definirme a través de los versos de mis poetas favoritos.Yo los admiro,sí,pero soy incapaz de hablar de ellos fuera de un par de citas ocasionales de algunas de sus obras.Me falta esa profundidad que tú le das a todo lo que escribes,ese fundamento que hace que tu poesía nazca ya definitiva y definida,casi tan clásica como la de aquellos a los que admiras.
    Este poema por ejemplo te nace de esa admiración por el poeta,de ese sentir intenso por su obra y su persona,de forma de todo el poema termina siendo un abrazo maravilloso entre ambos,entre ambas formas de concebir la poesía,a eso he querido referirme en mi comentario.
    Ni falta hace que te diga que el poema me ha transportado a ese lugar donde habitan las musas y del que uno vuelve siempre reconciliado -aunque solo sea por momentos- con este absurdo mundo.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Personalmente, Joaquín, pienso que sí tienes cualidades para ser un poeta polifónico, tienes la cultura, indispensable, y la sensibilidad para ello. Algunos grandes prefirieron hablar de heterónimos y hacerles hablar como si fueran otro, a otros no se les apetecía, aparte de la exigencia mental veían en peligro el poseer un alma de poeta ya que su inclinación primaria les hacía aspirar a la universalidad.

      El resto son simplemente actitudes, tú prefieres hablar de Marilyn, yo busco al fantasma de Norma Jean, en ambos casos lo podemos hacerlo bien o mal, hay cosas que elegimos y otras para las que somos elegidos.

      No hables siquiera de arrojar la toalla, perteneces a ese porcentaje insignificante de poetas que puede dirigir una orquesta. Elige tus proyectos bien, aunque sea por azar o por intuición, y deja que fluyan tus apetencias reales y tu cultura, y las virtudes que son inherentes a tu forma de ser.

      Un abrazo.

      Eliminar

Debo tener en cuenta lo que me dijiste algún día y no escuchar tu silencio de ahora.