sábado, 9 de enero de 2016

Visita a la isla desde la Carretera Nueva




He llegado a tu isla en esta tarde fría
que despeja las nubes blancas hacia el levante,
me han herido tus manos que apartaban el signo
de amor que me tendían
y un halo transparente destrozaba mi estancia.

Tu isla se refugia
entre los espigones
que guardaron la arena del lecho de la playa.
¿Dónde está tu linterna ora que no me encuentro,
que no escribo poemas de amor irreverente?

No puedo alimentar un sentimiento extraño,
aunque estés a mi lado no estoy cerca de ti,
me duele tu mirada de sombra iluminada,
tus brazos agitados
como aquellas palmeras que resisten los vientos
en la acera barrida que sigue en su letargo
y me ofrendan adioses
de sinceros amantes que nunca volverán.

Estoy como las nubes, lejos de la ensenada,
anhelando un paisaje que no quiere acogerme,
tu isla se oscurece en mis ojos que buscan
sentir tu corazón
sobre la piedra inerte
de la estatua con flores
1  que creyó en la justicia
y agolpa los escombros de un sueño enmarañado.

Volveré a las esquinas de los besos perdidos
2
con el rumor que abre la herida de tu alma, 
con las voces que habiten un pasado dichoso, 
con el hombre afligido que acarició tu pelo 
y vuelve en la marea a pensar en tu isla, 
en abrazos que mueren tiernos sobre la playa. 

Volveré a la tristeza, a pensar en el muro 
que rodea tu espejo y tu alma defiende, 
pero lloras en el mar, en el silencio lloras, 
sufres entre las piedras, amas lo que no ha muerto 
porque nunca se ha ido, 
duermes en unos versos que nunca has olvidado; 

Y una roca no sufre, 
y una isla nunca llora3
.

1 Antonio Sánchez-Prado.
2  Lugar donde se rinde homenaje a la llegada de los fenicios. La calle lleva el nombre del poeta Luis López Anglada.
3 And a rock feels no pain / and an island never cries. Versos de Paul Simon (I am a rock - 1965 - Soy una roca) Una de las canciones que más me impactó en la adolescencia, con ella comprendí que un poema puede tener un mensaje sumamente comprometido y alejado de lo aceptado mayoritariamente e incluso, como en su caso, negativo (supongo que el gran Paul Simon , muy joven entonces, debía estar influenciado por la poesía de la Experiencia norteamericana y la brillantez iconoclasta de Anne Sexton y Sylvia Plath) , y ser un gran poema. Se puede traducir también  por "Una roca no siente dolor / y una isla nunca llora".
(6 de Julio de 2014)

4 comentarios:

  1. Es una belleza de poema, con una profunda carga de nostalgia y tristeza. Me han gustado mucho, sobre todo las dos últimas estrofas tan de tu estilo poético- amoroso, bañadas de emotividad y tan evocadoras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy agradable, Beatriz, que me sigas prestando atención después de un tiempo que podemos considerar ya largo y lo hagas a través de comentarios tan bellos. Te lo agradezco y es un hecho que contar con tu apoyo me llena de satisfacción.

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Bellísimo poema, Enrique.
    En ti el recuerdo, la tristeza, la nostalgia, es pura poesía que me conmueve siempre.
    Un abrazo.

    PD. Errata, "que rodean tu espejoS..."

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tenía a este poema y La strada como los patitos feos de Vuelta a la nostalgia, de hecho este último está entre los excluidos de la publicación. No te voy a decir que se hayan convertido en cisnes bellos, María, pero he empezado a apreciarlos, no siempre podemos lograr lo que pretendemos.

      Gracias, María, por este largo recorrido que me has ofrecido desde el cariño y la tolerancia.

      Eliminar

Debo tener en cuenta lo que me dijiste algún día y no escuchar tu silencio de ahora.