domingo, 24 de abril de 2011

Pavese y la consagración de la espera


Pavese en los últimos años de su vida no hizo un intento de crear una poesía nueva que se opusiera formalmente a la alentada por el régimen fascista. Elige el verso de arte menor y una forma que le acerca a la poesía popular. Quizás en ese momento de su vida no le importaran nada las viejas aspiraciones y se abrazara a la poesía para expresar sus sentimientos más íntimos. Ya era considerado, con toda justicia el mejor narrador y novelista de las letras italianas, lo que tampoco contribuyó a que despejara su honda melancolía. 
Los Gatos lo sabrán es uno de sus poemas más conocidos, ha sido traducido al español repetidas veces. Yo tengo especial afecto por la primera de ellas que leí, la de José Agustín Goytisolo. Espero haber conservado algo del encanto del poema en esta que hice hace unos años sin saber por qué. 


I Gatti lo Sapranno
Ancora cadrà la pioggia
sui tuoi dolci selciati,
una pioggia leggera
come un alito o un passo.
Ancora la brezza e l'alba
fioriranno leggere
come sotto il tuo passo,
quando tu rientrerai.
Tra fiori e davanzali
i gatti lo sapranno.
Ci saranno altri giorni,
si saranno altre voci.

Sorriderai da sola.
I gatti lo sapranno.
Udrai parole antiche,
parole stanche e vane
come i costumi smessi
delle feste di ieri.
Farai gesti anche tu.
Risponderai parole
viso di primavera,
farai gesti anche tu.
I gatti lo sapranno,
viso di primavera;
e la pioggia leggera,
l'alba color giacinto,
che dilaniano il cuore
di chi più non ti spera,
sono il triste sorriso
che sorridi da sola.
Ci saranno altri giorni,
altre voci e risvegli.

Soffieremo nell'alba,
viso di primavera.
                                                                 Cesare Pavese.



Aún caerá la lluvia/sobre tus dulces suelos/ una lluvia ligera/ como  hálito o un paso/ Aún la brisa y el alba/ florecerán ligeras/ como bajo tu huella/ cuando regreses tú/ Entre flores y alféizares/ los gatos lo sabrán.
Pasarán otros días/ escucharás otras voces/Sonreirás a solas/los gatos lo sabrán/ Oirás viejas palabras / palabras quietas, vanas/ como el traje perdido / de la fiesta de ayer.
Tú también harás gestos/responderás palabras/rostro de primavera/ también harás gestos tú.
Los gatos lo sabrán/ rostro de primavera/y la lluvia ligera/ y el alba del jacinto/que laceran el pecho / de quién ya no te espera/ con la triste sonrisa/ que a solas ilumina.
Llegarán otros días/ voces y madrugadas/ sufriremos al alba/ rostro de primavera.

Pasolini en el recuerdo

Cuando la luz no ofrece esperanza y se me adentra el verso
de un poeta que calla en el nocturno inhóspito de una playa tardía,
envejece mi alma por no saber nombrarle, por no saber arrastrar
el peso de mi culpa, por ser testigo ciego del olvido obstinado,
por no reconocer que la vida se me escapa y no conozco a nadie
para que llore por aquello que no hice.