sábado, 12 de marzo de 2016

Epístola sin destinatario



         F. Enrique: La poesía siempre ha estado enferma, y hemos encontrado una fórmula para rematarla; Hacer un top diez de los mejores Blogs y comprobar que hay ejemplos de escritura en línea que no es Poesía y en los Foros pájaros que no vuelan (Aires de Libertad) un sentido demagógico de la Democracia (Votan todos los usuarios, (más por simpatía que por calidad o por capacidad para distinguir lo bueno de lo malo)), y en Alaire se intenta mantener contentos a todos; prefiero, como ya he dicho antes, una buena persona que a un buen poeta. Pero al poner excelente cualquier poema que aparezca como tal debe serlo o, al menos, parecerlo o que ofrezca de ello dudas. Como usuario que no escribiera poesía, ahora no la estoy escribiendo, no me hubiera sentido atraído muchas veces a visitar el Foro Alaire, de ahí mi enfando por las muchas veces que la excelencia ni se huele. Tampoco comprendo que el altar de Blanca no pueda ser profanado, he leído aquí unos 24 poemas antológicos.

       H:  Enrique, de todas las cosas que expones en esta respuesta a Marisa hay algo que me parece muy desagradable; me refiero a tu mención del altar de Blanca Sandino. No hay altares aquí; hay sí, un espacio que se ha construído con admiración y mucho amor a una poeta excelente, que nos dejó un poco huérfanos, a quienes la conocimos y tuvimos amistad profunda con ella. Has podido sugerir retomar la idea de los poemas antológicos, formaste parte de la Asociación, eres usuario del foro; ¿por qué no dejaste la propuesta en Foristas o en el espacio del foro privado o aquí mismo en prosa?. Yo, por ejemplo, hubiese estado muy de acuerdo con incorporar una sección de poemas antológicos y quizá algunos más también. Sabrás como lo sabemos casi todos, que nuestros ausentes nos duelen así como imagino, te duelen los tuyos.

        F. Enrique: No hay discusión posible, H. Tú eres fiel a unos principios y eres candidata firme a un premio venidero. Mis muertos viven en mí aunque no escriban poesía. No conocí a Blanca, y la respeto más que vosotros. No veo que retrasemos su canonización haciendo acompañar esos dos buenos poemas, sin duda lo son, por los de otros compañeros cuyas fuerzas están vivas y verían recompensados sus esfuerzos. Me has tocado la moral, soy una persona muy sensible y como ya le dije a C. no me gustan las tonterías. Este juego es tan importante que transpira vida. No le pongo flores a mi madre pero no pasa un solo día que no me acuerde de ella y eso a pesar de que la nuestra no era una relación idílica sino humana.

        Es una característica muy pronunciada de algunos de la camarilla de Alaire que el que ofende, de verdad y sin miramientos, acabe sintiéndose el agredido. Te has metido con mis muertos, con los míos en el sentido más próximo, con los que me alimentaron y sufrieron cuando estaba enfermo y sonrieron de orgullo con mis premios, Blanca es una amiga tuya, a la que quizás nunca viste.

Un abrazo.

Posdata. Si no me hubiérais unilateralmente expulsado no hubiera escrito aquí esta respuesta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Debo tener en cuenta lo que me dijiste algún día y no escuchar tu silencio de ahora.